Pazo Villa Solita en Alcabre (Vigo)


En la parroquia de Alcabre en Vigo, cerca de la Avenida de Europa y de los caminos Freixeiro y Cruceiro, se hayan las ruinas de lo que fue una importante casa señorial a finales del siglo XIX, y por fin, tras veinticinco años en el abandono, en noviembre del presente año 2018, Concello
y Diputación han firmado un acuerdo para comenzar las obras de recuperación para convertirlo en un espacio para actividades artísticas, musicales y teatrales al aire libre.

Las obras consistirán, según podemos leer en la prensa local, en preservar el patrimonio y recuperar la identidad de la finca recuperando las ruinas y rehabilitando la estructura. Se instalará una pasarela metálica para el acceso a su patio interior, se pondrán bancos e se dotará de iluminación. Todo ello se prevé que esté finalizado para Febrero del 2019. Os iremos contando...


Desde el año 1993 que la casa es propiedad del Ayuntamiento, hubo varios proyectos que no se llevaron a cabo como el de convertirla en un centro Social, en biblioteca o un Centro para mayores. Incluso se ha tenido que colocar una reja rodeando el recinto para impedir el acceso por el robo de piedras, pintadas y pequeños incendios producido por maleantes. Su estado era deplorable con la maleza adueñándose de las maltrechas piedras que sobreviven como pueden.



Se trata de finca conocida como Villa Solita, también llamada Finca Cabrera o Finca de la Señorita Nena, todos los nombres derivados de sus antiguos propietarios.
Los primeros registros escritos sobre la finca se remontan a 1876 propiedad de Eloy Rodríguez Abeleira. Pronto pasará  a manos de Enrique González Cabrera en 1879, un oficial de Marina que vivió en la finca con su esposa Antonia Pequeño Pequeño, natural de Madrid, hasta su fallecimiento en 1894.
Al fallecer el Sr. Cabrera, la finca queda en manos de su joven viuda y era conocida entre los vecinos como señorita Nena, quien vivió muchos años en la finca con sus dos criadas Elvira, Enriqueta Rodriguez Casas y el sobrino de ésta hasta su fallecimiento cuando era una anciana en el año 1950. Entonces la finca es heredada por sus criadas, y tras el fallecimiento de Enriqueta, pasa a manos de su sobrino Máximo Rodríguez, casado con una vecina de Bouzas llamada Soledad Plana Rivero - Solita.
A mediados de los años 60 es comprada por el promotor inmobiliario  José Espiña Muradás, quien cede al Ayuntamiento parte de la finca como compensación por la urbanización construida en el año 1993 en la otra parte del terreno.


La finca contaba con 27000 metros cuadrados, tenía viñas, árboles frutales y frente a la casa magnolios, camelios, palmeras y hermosas plantas de jardín; varias viviendas para los caseros y cuadras; un gran lago surtido de una mina próxima en la que tenían una barca con remos; pero sin duda alguna la parte principal la ocupaba la vivienda, un antiguo caserón de piedra de estilo clásico formado por dos cuerpos, de planta cuadrada con grandes arcos, escalinata de acceso a planta superior, mirador y una capilla anexa de la que se sabe que la propietaria pidió licencia al Ayuntamiento para su construcción en 1925.

Por las fotos rescatadas del año 2016 (web: Vigo, tu ciudad) ya podemos observar que actualmente le falta parte de la capilla y algunos elementos más.


*****
Las obras terminaron en Abril del 2019 y en este enlace → Recuperación de Villa Solita se puede ver como ha quedado.


Localización:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

+ entradas que te pueden interesar