Exposición de la obra de "Man" en Vigo


Este mes de noviembre se cumplen 18 años de uno de los desastres ecológicos mayores de España. Se trata del accidente del petrolero "Prestige" frente a las costas gallegas, del que no os hablaré demasiado puesto que es, por desgracia, sobradamente conocido.

Sus desastrosas consecuencias fueron muchas, incluso llevó a la muerte al personaje del que hoy os voy a hablar: Manfred Gnädinger -conocido como el alemán de Camelle-. Su extravagante vida y sus obras, no solo son famosas en "A Costa da Morte" donde vivió sus últimos años, sino en el mundo entero.

En el Museo del Mar de Vigo se realizó una exposición temporal gratuita durante el mes de Octubre hasta el 15 de Noviembre de este año 2020, titulada "Museo del ermitaño MAN" en la que nos acercó un poco más a la vida y obra que tenía este extravagante hombre en Camariñas donde está su obra expuesta permanentemente en un Museo creado en año 2015, además de su Jardín al aire libre decorado por el propio autor, por el que se le veía corretear todos los días.

En esta ocasión no os hablaré sobre su vida, ya que lo hice en ESTA entrada del blog en el año 2017 cuando visitamos Camelle y su museo-jardín formado por esculturas y objetos artísticos que creaba empleando elementos naturales y residuos que el mar dejaba al lado de su casa. Resumiré su obra y legado que fue encontrado en el suelo de su vivienda formado por sus cuadernos, dibujos, numerosas cartas enviadas a medios de comunicación, documentos en los que explica su visión de la vida, fotografías y objetos personales que fueron almacenados en cajas tras su fallecimiento, y que fueron trasladados a Vigo para esta exposición.

En el año 2010 el Ayuntamiento de Camariñas comenzó a inventariar su colección y recopilar todas las fotografías que había dejado numeradas Man con instrucciones sobre cómo interpretarlas. El círculo siempre aparecía como una obsesión en sus obras.

También tuvimos la oportunidad de entrar en una réplica a escala de su singular casa de Camelle, realizada por los arquitectos Creus y Carrasco, donde nos imaginamos su humilde vida en ella y que según su testamento realizado en 1972, cedía su propiedad para fines culturales. 

La exposición está formada por un conjunto de fotografías que plasman su producción artística entre los años 1969 y 1978, muchas de ellas fueron retocadas por el autor, modificando sus medidas originales, pintando directamente sobre las mismas y añadiendo comentarios y pequeños dibujos o figuras. En muchas de ellas su figura forma parte de su obra, los juegos de luces y sombras, los reflejos y por su puesto el círculo que consideraba como un "todo de la naturaleza".

También están presentes las obras que realizaban los visitantes que se acercaban hasta su casa, a cada persona le entregaba una pequeña libreta realizada por él en las que alternaba entre las hojas papel carbón. Les pedía que escribieran su nombre, su fecha de nacimiento y profesión, y que hiciesen un dibujo sobre su visión del museo. 

Además se puede ver un documental inédito grabado en 1981 en Camelle por el director Joan Mallarach que rescata el testimonio del artista sobre su propio proyecto. Este documental no pudo terminarse en su día y se completó 39 años después para la exposición.  


Man recogía y acumulaba todo tipo de materiales que encontraba para realizar sus obras, el plástico era el mas utilizado. Lo deformaba con calor, lo estiraba y remataba su creación con diferentes acabados y texturas utilizando también las huellas dejadas en ellos por el fuego.  

Otro elemento que utilizaba eran los huesos, caracolas, conchas y corales que encontraba por la zona.  

Lo que si inspira su obra es paz, a pesar de que sus dibujos están remarcados totalmente hasta no dejar un hueco en blanco, o de las repetitivas formas en sus esculturas... crea una conexión perfecta entre hombre y naturaleza. 


  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

+ entradas que te pueden interesar