Ciudad Rodrigo, planes para conocer uno de los Pueblos Más Bonitos de España

Ciudad Rodrigo, en la provincia de Salamanca, no es una ciudad demasiado grande, pero tiene muchas cosas que ver en cuanto a Patrimonio monumental, por algo su casco histórico está declarado Conjunto Histórico Artístico y además es uno de los Pueblos más Bonitos de España.

Por su cercanía con Portugal siempre fue lugar estratégico para diversas contiendas, y a ello se debe su sistema defensivo de doble muralla que todavía a día de hoy se puede recorrer con una longitud de más de 2 kilómetros.

Si llegas en coche a la ciudad, puedes aparcar antes del recinto amurallado ya que hay aparcamientos gratuitos en todas sus puertas de acceso. También puedes acceder en coche al casco histórico, pero ten en cuenta que toda la zona es de parquímetro.

Hacer un recorrido por el centro y ver la mayoría de las cosas interesantes es fácil aunque no lo lleves planificado, está marcado un circuito con flechas que puedes seguir y te servirá de ayuda.

Vas a alucinar con la cantidad de escudos heráldicos, palacios, iglesias, casonas, plazas... que verás

Plaza Mayor


Comenzamos en la Plaza Mayor y aquí tenemos varias cosas interesantes para ver además de donde están concentrados gran número de bares, terrazas y restaurantes de la ciudad que ofrecen menú del día además de carta.

- Ayuntamiento.- El edificio es del siglo XVI con un bonito pórtico, columnas y escudos.


En un lateral la Capilla de la Venerable Orden Tercera y más abajo la Casa del I Marqués de Cerralbo del siglo XVI con un friso plateresco en su fachada con medallones y escudos que podéis ver en la primera foto.

- Antigua Audiencia y Cárcel Real

Hacia la izquierda está este gran edificio de piedra también con tres plantas y rematado con decorativos jarrones. Aquí estuvo la audiencia, la cárcel real, el peso de la harina, el cuerpo de guardia principal, el archivo municipal y el ayuntamiento durante las obras de ampliación del actual. Es propiedad particular desde 1903.


Casa de la Cadena

Bajando por la calle Colada encontramos a la derecha con esta casona fortificada del siglo XVI que perteneció a los Pacheco Guiral, Lugones y Centeno. La entrada principal está enmarcada con una cadena tallada en piedra que le da nombre. 


En el siglo XVIII se utilizó como cuartel, luego fue residencia de los Marqueses de Espeja.

Muralla y sus puertas

La muralla medieval de Ciudad Rodrigo se conserva prácticamente intacta. Fue construida durante el reinado de Fernando II de León en el siglo XII y cuenta con 5 torreones y 6 puertas de acceso de las 9 con que contaba.

Siguiendo el recorrido que estábamos haciendo vemos una de ellas: la Puerta de la Colada 


A comienzos del siglo XVIII se procede a su fortificación y reparación durante la Guerra de Sucesión. Se rebajaron los muros, se sustituyeron las almenas por cañoneras, se amplió y pavimentó el adarve para facilitar el acceso de los cañones y tropas, se construyen fosos, baluartes y garitas de vigilancia. 

Las restantes puertas son: Puerta del Sol, Puerta de Santiago restaurada a principios del siglo XXI.


Puerta del Conde relativa a don Rodrigo González Girón a quien se atribuye la repoblación de la ciudad. Fue restaurada en 1966.

Puerta de Santa Cruz también llamada de San Vicente o de Sancti-Spíritus, y la Puerta de Amayuelas ahora compuesta por dos bocas, la pequeña para el paso de peatones y la grande abierta a mediados del siglo XX para el acceso de vehículos. 


Alcázar Enrique II y el verraco vetón

El Castillo fue mandado construir por el rey Enrique II en 1372; tuvo modificaciones posteriores como la Torre del Homenaje del siglo XV y la barrera interna del XVI. Fue sede del Museo Regional y desde 1931 es el Parador de Turismo.

Se puede acceder a su interior para ver los jardines, la Torre, el restaurante y la cafetería, pero en el momento de nuestra visita se encontraba cerrado por obras. 


Junto a él está la figura de el verraco de 2 metros de largo que representa a un cerdo y es de origen prerromano, del pueblo de los vetones asentados en el siglo V a.C. entre los ríos Duero y Tajo.

Estuvo situado en el arrabal del puente para regular el portazgo hacia Portugal, ya que en su morro tenía una anilla de la cual se le colgaba una cadena para impedir el paso. Cuando el Gobernador de Salamanca emite la orden de que sean retirados todos los verracos de la provincia, en el año 1835, los habitantes cansados de pagar el tributo, arrancan la argolla y el hocico del verraco y lo lanzan al río, de donde sería rescatado casi un siglo después.


Al lado del castillo hay unas escaleras para acceder a la muralla, el Mirador del Río Águeda, desde el cual se obtiene una fabulosa vista del Puente Mayor de origen romano del que luego hablaremos.

Casa de los Vázquez

Entre sus calles veréis un gran número de casas señoriales blasonadas, palacios y palacetes, en este caso ésta es del siglo XVI restaurada en 1923 y actualmente alberga las oficinas de Correos y Telégrafos.


Lo más llamativo es su entrada principal en ángulo sobre la cual está el escudo familiar de los Vázquez colocado de forma inclinada, como otros muchos que os encontraréis en la villa. Perteneció a D. José Manuel Sánchez-Arjona de Velasco, el llamado "Buen Alcalde", al que también se le dedicó una bonita plaza que luego veremos. 

Aquí durmió el rey Alfonso XIII en 1928. 

Iglesia de San Pedro y San Isidoro

Siguiendo por la calle de la izquierda llegamos a una plaza donde se encuentra la Iglesia de San Pedro y San Isidoro con una mezcla de estilos arquitectónicos, ya que se construyó en el siglo XII, fue reformada en el XVI para convertirla en panteón familiar de la familia Vázquez, y tras el terremoto de Lisboa en el XVIII se vuelve a restaurar su portada. 


Palacio de los Miranda Ocampo 

Siguiendo el itinerario, tras pasar la Puerta del Sol, tenemos otro palacio construido en el siglo XVI que nos recuerda mucho al que vimos antes de Correos por su portada en ángulo. Recibe este nombre por los propietarios que en ella vivieron aunque en Google la podréis encontrar como Casa de las Cuatro Calles porque realmente así se llama la calle donde está situada. También se le conoce como la Casa del Ceño.


Plazuela del Conde y sus palacios

Seguidamente llegamos a la Plazuela del Conde con varios edificios interesantes para ver, como el Palacio del Conde de Alba de Yeltes del siglo XVIII  construido sobre otro del SXVI, perteneciente a la familia de los Nieto de Silva. 


A lo largo de su vida ha tenido diferentes usos como cuartel, depósito de suministros, y actualmente es sede de una entidad bancaria.

Palacio de los Ávila y Tiedra o de Montarco

Es de finales del siglo XV y en el destaca su portada, su arquitectura con gusto francés y su patio interior cuadrado del que parten unas escaleras hacia el piso superior. Se le ha ido conociendo por los nombres de las familias propietarias. Hoy está dedicado a la realización de eventos de hostelería.


Palacio de los Cornejo del siglo XVI, fue escuela para niños, instituto, y hoy en día es la Casa de la Cultura con exposiciones temporales.

Plaza del Buen Alcalde

Por el lateral de la Casa de la Cultura accedemos a esta bonita plaza al mas puro estilo andaluz con sus arcos encalados. Era el solar de la casa del Marqués de Cerralbo antes de trasladarse a la nueva en la Plaza Mayor; la finca contaba con capilla, caballerizas, corrales y jardín. 


Fue también cuartel, Convento de las monjas Descalzas hasta su traslado en 1739 y también estuvo aquí la Contaduría. Por ello esta plaza recibió varios nombres como: de las Descalzas viejas, de la Contaduría, Plaza Nueva, de Béjar, hasta que en 1929 se dedicó al "Buen Alcalde" D. José Manuel Sánchez-Arjona de Velasco, del que os he hablado antes que vivía en la casa que hoy ocupa Correos. 


Los martes aquí se celebra un mercado de frutas y verduras de productos locales, y como tuvimos la suerte de que nuestra visita coincidió un martes, pues nos trajimos para casa un riquísimo aceite de oliva virgen extra elaborado de forma artesanal en la cercana zona de Las Hurdes 🤤

A un lado de la plaza estaba el llamado Campo del Marqués, donde estaba la Casa de las Almenas que fue residencia del general Herrasti en 1810 y luego Teatro Principal hasta su incendio en 1914.

Al lado también podemos ver la Capilla de Cerralbo construida por orden del Cardenal Pacheco.


Catedral de Santa María

Y llegamos al plato fuerte de la villa, su preciosa Catedral declarada Monumento Nacional en 1889. Fue construida entre el siglo XII y el XIV; cuenta con planta de cruz latina con tres naves y crucero.


Tiene 3 portadas: 
La Portada de las Cadenas o meridional se puede decir que es la principal de la catedral, destacando un gran rosetón en lo alto. Sobre la puerta 5 esculturas del siglo XIII que representan a El Salvador y cuatro apóstoles, encima de los cuales hay doce arcos apuntados con otras tantas esculturas góticas, identificadas con personajes del Antiguo Testamento.  


La Portada del Enlosado o de Amayuelas del siglo XIII en su cara norte, con un atrio que se finalizó en el XVIII.  

A continuación de los jardines hay unas escaleras por las que se puede subir hasta la muralla y caminar por encima de la Puerta de Amayuelas.


Y la Portada Occidental con la Torre de las Campanas como protagonista sobre el Pórtico del Perdón o de la Gloria, al que se accede por dentro del templo.  

Está situada frente a la Plaza de Herrasti en la cual hay un monumento al general defensor de la plaza durante la Guerra de la Independencia, Andrés Pérez de Herrasti.

Tanto en esta parte como en la de Amayuelas, todavía se pueden ver las huellas de los bombardeos en sus sillares, ya que la Torre se convirtió en almacén de pólvora y la de las Campanas en puesto de vigilancia de los movimientos del ejército enemigo, por lo tanto un objetivo a batir.

El horario para acceder al interior es de 11:30 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas; cerrando los domingos una hora antes por la tarde. Los miércoles de 18:00 a 20:00 su acceso es gratuito, los demás día la entrada cuesta 6€.  


Si os queda tiempo, podéis ver más puntos de interés como: el Palacio de la Marquesa de Cartago, el antiguo Convento de las Franciscanas Descalzas hoy residencia geriátrica Obispo Téllez o el Hospital de la Pasión.

Puente Mayor y paseo por el río  
Saliendo ya del recinto amurallado, sobre el río Águeda (afluente del Duero) está el Puente Mayor cuyos orígenes se presumen romanos. Cuenta con 7 arcos, siendo los 4 centrales de la época medieval y los más cercanos a la ciudad del siglo XVIII. 


Siguiendo por la Avenida de la Concha nos encontramos con la chimenea y edificio de una vieja fábrica de harinas, cruzando el canal del río accedemos al Área Recreativa La Pesquera, una amplia zona verde con abundante sombra y aparcamiento, donde poder pasear a la orilla del río


Hay una zona donde el agua es retenida por La Pesquera de La Concha que hace funciones de playa fluvial para el verano.


 Junto a unos pasos tradicionales de piedra para cruzar el río, han instalado un puente metálico por el que podemos acceder a la otra orilla donde hay un Camping. La zona está muy chula para pasar un buen rato tranquilo. 

__________________________ 

Para descubrir más cosas que ver en la provincia de Salamanca, pincha en éste enlace 

Cómo llegar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

+ entradas que te pueden interesar